vino

Un banquete en la antigua Grecia

En otras entradas se ha dado a conocer aspectos de la alimentación en la antigüedad, como una primera en la que se mostraba un imaginario banquete en Cádiz en el s. II a. C. O aquella en la que se mostraba un banquete en la Grecia del s. II d. C o en la Roma del mismo período. Existe en este blog un conjunto de entradas dedicadas a la alimentación y a la buena vida en su reflejo en la moneda pero ninguna sobre la Grecia clásica en su conjunto.

Quizás un de las celebraciones más reconocidas de la antigüedad es el diálogo de Platón con este preciso título, El Banquete, en el que los personajes discutían en torno al amor. A pesar de tal traducción del término Συμπόσιον, los griegos no concebían estas reuniones necesariamente alrededor del alimento, caracterizándose su alimentación por la frugalidad  y la sobriedad del producto, eso sí, regado con vino y sus dedicaciones a Dionisos, como en este tetradracma de Mende realizado en torno a 440-432 a. C.

1370326.jpg

Además del vino, la alimentación se basaba en el aceite y el pan de trigo. En el tercio de estartera de Metapontion realizado entre 290 y 189 a. C.  se presenta el busto de Leukippos y dos espigas del cereal del que se obtiene el pan. Muchas de las emisiones de esta polis muestran precisamente espigas.

921811.jpg

El desayuno precisamente comenzaba con pan de cebada mojado en vino, al que se añadían aceitunas o higos y el pan en torta, acompañado de carne, pescado, queso o frutas servía para las comidas. En el siguiente didracma de Himera se ponen una gallina en una cara y un cangrejo o nécora en la otra. De la gallina, lógicamente, los griegos aprovechaban los huevos, al igual los de otras aves.

1652234.jpg

En el tetradracma de Messana siguiente, dedicado al dios de los pastores Pan, se le ubica sentado en una roca junto a un conejo, todo apto para la alimentación.

435640.jpg

El aceite se fabrica con oliva y una rama de este árbol se talla en el cuño de este hemióbolo de Elaia.

1087792.m.jpg

En la estatura de Melos realizado entre el 425-410 a. C. que se pone a continuación, se muestra una manzana o un granado.

95890.jpg

La miel forma parte de esta alimentación. La abeja es un elemento frecuentemente representado en Éfeso, como en esta dracma del s. V a. C.

242764.s.jpg
Por último, en esta dracma de Thasos del s. V a. C., se ponen una ninfa y un sátiro.

290115.jpg

 

Sin título copia

 

Anuncios

Gastronomía en la moneda

Sin título copia

Una parte importante de las entradas de este blog se ha dedicado a los placeres de los alimentos, del vino, la cerveza, las bebidas y los alimentos bien disfrutados en los banquetes desde la antigüedad a la actualidad. Esta es la selección.

Un banquete gaditano del s. II a. C.

Mosaicos hispanos en torno a Baco

Vino en Tebas en el s. IV a. C.

Vino en Misia en el s. V a. C.

De vinos en Naxos, VI-V a. C.

Dionisio en Macedonia

Caracalla y Baco

Baco y Ariadna

Un banquete de Caracalla, 207

Un banquete en el s. III

Contando áureos de la venta de vino en Tréveris en el s. IV

Aceite de Oliva en la antigüedad

Dinero y cerveza en Irlanda en el s. XIII

Baco, por Cavino en 1550

Cerveza en Amsterdam en 1663

Un banquete hamburgués del s. XVII

Banquete holandés del s. XVII

Queso y vino en 1697

El calor excita el fuego, 1700

De vinos por Heidelberg en 1716

Celebraciones en 1795

Fiesta y prisión, 1795

Del vino al whisky, h. 1800

Cereales en Uruguay en 1808

Cerveza Eberl, Munich 1893

Más vino, 1930

De vinos por Bratislava 1931

In vino veritas

Cacao en 1603

El cacao como moneda

Coñac y manzanilla jerezana

Cava en 1999

Puros habanos de 1868

Leandro y Hero, con Eros

Afrodita, Eros y Dionisio, del amor y el vino

Eros y erótica en la moneda antigua

Viaje numismático a Treveris. Contando áureos

20150426_105243

La ciudad alemana de Trier se enclava sobre la ciudad romana de Tréveris. De aquel período quedan unos monumentos perfectamente musealizados, entre ellos, el anfiteatro, que cerraba una muralla exterior y que fue utilizado hasta el s. V.

Además, quedan lienzos distintos de la muralla y varias termas, entre ellas las imperiales. Por su monumentalidad, la Porta Nigra es el emblema de este período en la ciudad.

Pero la ciudad es mucho más. Constantino edificó una basílica y un palacio, sobre el que se construyó la actual catedral con su correspondiente variedad de estilos con inicio en el románico, además de la iglesia de Nuestra Señora, que da comienzo al gótico. Ambos monumentos conservan elementos arquitectónicos romanos. En el museo catedralicio, que han dado en denominar Museum am Dom, pueden contemplarse unas pinturas murales del período imperial y en otro museo, la cámara del tesoro de la biblioteca municipal, un importante conjunto de códices que arrancan en el siglo VII, algunos de ellos con gliptica de este período romano. Anexo a la basílica se encuentran el Palacio Electoral y sus jardines rococó y en el centro de la plaza donde cruzan Cardus y Decamanus, puede disfrutarse de la arquitectura de los ss. XVIII y XIX mientras se toma un café por el nada módico precio de 4,5 euros.

 Junto a las Termas Imperiales y al Palacio Electoral se halla el Rheinisches Landesmuseum, imprescindible para los numismáticos por muchas razones. Su sección numismática es impresionante dentro de su pequeño espacio, mostrando en el centro un auténtico tesoro de áureos romanos y en las vitrinas laterales excelentes ejemplos de numerario y otros objetos, entre ellos cuños para fabricar moneda o moldes para falsificarla. Las monedas romanas son las más representadas, si bien a las mismas se añade un interesante muestrario de moneda medieval y otras más modernas.

Uno de los elementos más singulares formaba parte de la espina del circo y muestra en su parte superior unos hombres transportando toneles de vino en un barco y en las inferiores personas contando sacos de dinero y anotando las cantidades.

Dinero y cerveza medieval en Irlanda

pewter-tokens-dublin

Las relaciones entre Irlanda y España existe y han sido profundas en algunos tiempos. En Galway existe un Spanish Arch que debe su nombre a suponer el lugar desde el que se establecían los desplazamientos de personas hacia España durante el siglo XVI. Además, existe una Spanish Window desde la que un alcalde colgó a su propio hijo por dar muerte a un español. A u centenar de kilómetros hacia el sur se encuentra Spanish Point, donde hay un lugar llamado Armada, donde naufragaron galeones de la Armada Invencible.

arco

A su vez, algunas ciudades españolas, caso de Santiago de Compostela y Alcalá de Henares, cuentan como edificios todavía llamados Colegio de los irlandeses, puntos de residencia y estudio de estudiantes de aquel origen durante el siglo XVI en los períodos de mayor prestigio de sus respectivos estudios universitarios.

un paseo numismático por Dublín nos conduce al National Museum, donde encontramos desde lingotes de plata del período anterior al siglo I d. C. y sus moldes, asi como monedas que alcanzan la Edad Media.

Sin título-2

 

El motivo de esta entrada se encuentra en un hallazgo conjunto, conservado precisamente en este Museo.

cerveza

En la calle Winetavern de Dublín, cuyo nombre es claramente evocador, apareció recientemente un conjunto de algo más de 2.000 fichas o jetones probablemente fabricados con anterioridad a 1279, en los que aparecen imágenes de animales o personas y probablemente empleados en las tabernas o pensiones que existirían en el lugar. Un motivo para celebrar estas relaciones conjuntas.

Un buen vino con moderación

1294750.m

Un buen vino con moderación siempre es un buen comienzo del fin de semana tras unas jornadas de trabajo. En este caso, el ánfora de Boeotia, Tebas, se encuentra adornada en la parte superior por un racimo de uvas. Platón describía un simposio en su Banquete, el diálogo dedicado al amor, en el que pone en palabras de Erixímaco lo siguiente: “En consecuencia, dado que me parece que ninguno de los presentes está resuelto a beber mucho vino, tal vez yo les resulte menos desagradable si les digo la verdad sobre qué cosa es el embriagarse. En mi opinión, creo, en efecto, que está perfectamente comprobado por la medicina que la embriaguez es una cosa nociva para los hombres. Así que, ni yo mismo quisiera de buen grado beber demasiado, ni se lo aconsejaría a otro, sobre todo cuando uno tiene todavía resaca del día anterior”.

El aceite de oliva

366482-1.m

Nada más sano que el aceite de oliva, hoy como en la antigüedad. En la antigua Grecia, se asocia a la salud y a la inmortalidad que gozan los dioses. En el anterior bronce de Atenas del s. III a. C. (Svoronos pl. 90, 7. BMC 99, 712) se observa un olivo a cuyos lados hay un ánfora y una lechuza.

800968.s

El aceito de oliva se asocia a la ambrosía, el alimento de los dioses que les permite alcanzar la inmortalidad. En el bronce de Gallieno acuñado entre 253 y 268 en Tiro se aprecia un olivo a cuyos lados se presentan las rocas de la ambrosía divina.

Su importancia sagrada la apreciamos en el siguiente sestercio de Trajano Decio acuñado en Samaria en 249-251 d. C. (Sofaer pl. 30,103. Kadman Caesarea- 155. Rosenberger 129) en cuyo reverso se aprecia un altar sobre el que se sitúan dos ramas, una de palma con su dátiles y otra de olivo con sus aceitunas.

1337938.m

Y cómo no disfrutar de este producto, en aceite o maceradas, con un buen vino.

Un banquete con Asclepio

673399.m

 

El Asclepio griego y Esculapio romano aparece representado en este medallón fabricado en torno a 245-247 d. C. en Byzia, en Tracia, con las leyendas AVTMIOVΛ − ΦΙΛΙΠΠΟC AVG y BIZVHN / ΩΝ.  En esta ocasión, el dios de la medicina es mostrado colocando su mano en la espalda de su hija Higía, el símbolo de la prevención. Respectivamente bajo ellos un trípode y un bastón rodeado por una serpiente y tras ellos un árbol del que pende una coraza y un hombre que porta un ánfora.

En este tiempo en el que Filipo  se encontraba en Tracia, los temas monetarios vinculados con la salud fueron frecuentes en Byzia y en este caso semeja un banquete, por la presencia de los personajes reclinados en una tabla y la presencia del criado con el ánfora.