romana

El placer de una buena lectura

721fdee0-dcc8-4432-9afd-90f1d6ca4f08.jpg

Nada más interesante que una buena lectura numismática. Cualquier libro o catálogo enseña mucho más que una colección de monedas, sobre el estudio y el análisis de los que nos precedieron. Todos los libros y manuscritos del Renacimiento al Romanticismo y aún más cerca, están a disposición en este enlace.

Museo Cerralbo, Madrid

Sin título

Enrique de Aguilera y Gamboa (1845-1922), Marqués de Cerralbo, poseía una colección que compartía con su hijo político Antonio del Valle, Marqués de Villa Huerta (1886-1900) y a cuyo fallecimiento temprano pasó a ingresar la colección del marqués, que integra más de 13.000 monedas y que forma parte de los fondos del actual Museo Cerralbo de Madrid. En su origen, la colección se formó ya en la infancia, cuando adquiría monedas antiguas que pasaban como octavos en el mercado y se incrementó con adquisiciones en el Hotel Drouot en París entre 1877 y 1886, piezas procedentes de sus trabajos de arqueología de campo entre 1907 y 1922, además de algunas otras donaciones. Entre otras adquisiciones, el marqués adquirió las monedas obsidionales de Prosper Mailliet. Uno de los aspectos más interesantes de esta colección, al margen de su tamaño, es que se forma por numerosas piezas que incluye un importante número de medallas del Renacimiento, fabricadas fuera de España. Además, se conserva una importante biblioteca formada por 181 obras dedicadas a la materia y útiles para su clasificación que, como las monedas, se expone en el museo de su casa, manteniendo los criterios expositivos que tenía su propietario a la fecha de su fallecimiento en 1922. En concreto, las piezas más singulares, a saber, una parte importante de medallas y las monedas de oro se exponen en vitrinas en la biblioteca y otras estancias anejas, en concreto, en el Despacho, sobre un buró y en la librería giratoria. El resto de la colección se conservaba en dos cajones de la mesa de la Biblioteca y en tres escritorios o bargueños, uno situado en su Despacho, otro en la Sala de las Columnitas, y un tercero en el Piso Entresuelo, conservadas en papeles manuscritos con indicación de la clasificación.

Una de las piezas más singulares corresponde a la imagen superior, unos gemelos formados por estáteras de oro de Alejandro Magno donados a este monárquico carlista por el propio proclamado rey don Carlos de Borbón y que a su vez procedían de una donación del Rey Jorge I de Grecia.

El museo muestra las vitrinas con las medallas y monedas más importantes, además de un importante conjunto de piezas coleccionadas por el marqués.