reciente

Monetario artesanal español de la década de 1970

El presedente monetario es artesanal y confeccionado por un coleccionista reconocido de las décadas de 1970 y 1980, confeccionados inicialmente a mano empleando cajas de puros en los que se introducían bandejas a medidas de terciopelo, extrapoles gracias a una pestaña. La parte exterior presenta dorado un escudo español del s. XIX sobre cuero y una cerradura para su apertura.

Numismática peruana

556242.jpg

La Independencia de la República del Perú se gesta entre 1820 y 1836 y sus constituciones datan de 1823, 1826, 1828, 1834, 1839, 1856, 1860, 1867, 1920, 1933, 1979 y 1993. La legislación peruana de protección del patrimonio cultural es proteccionista desde sus orígenes a través del Decreto de 2 de abril de 1822 por el que se protegen los yacimientos arqueológicos.

La ubicación en el actual territorio de la República del Perú de la capitalidad del Virreinato del Perú desde su constitución en 1542 y la importancia del puerto de El Callao determinaron una importancia política y económica predominante en Iberoamérica. No es de extrañar que en Lima se constituyese en 1558 la Universidad de San Marcos, la más antigua de América, y que se instalasen diferentes imprentas desde el s. XVI.

Por otra parte, la fabricación de moneda se produce en Potosí (en la actual Bolivia y en funcionamiento desde 1574), Lima (creada en 1565 y en funcionamiento desde 1568) y Cuzco (que acuña oro en 1798-1799). Las primeras emisiones nacionales peruanas se producen en Lima a partir de 1822.

Dados estos precedentes, existe en Perú una importante actividad numismática destacada por su máximo exponente actual: Eduardo Dargent Chamot, “La moneda peruana y su entorno como patrimonio (The Peruvian Currency and its Surrounding as Patrimony)”, Cultura 28, 2014,189-222

a) Coleccionismo y asociaciones numismáticas

La referencia más antigua del coleccionismo en Lima se produce en los años centrales del s. XIX, cuando el pedicuro José Queiroz, originario de Cajamarca amasó una colección de monedas y billetes peruanos que pasó a su fallecimiento al Banco Central de Reserva, creado en 1922.

Dentro ya del s. XX puede mencionarse la del pintor Enrique Camino Brent (1909-1960), que fue adquirida por el Banco Continental, institución que, tras su apertura al público en Lima, trasladó el conjunto de su colección primero a Arequipa y después a Cuzco.

Dentro de los años centrales del s. XX pueden mencionarse las de los Alfredo Benavides, Luis Aliaga y Derteano y Ernesto Arturo Sellschopp, fundadores de la Sociedad Numismática Peruana en 1951, institución que cuenta con una Revista que le sirve de medio de comunicación y cuyo primer número data de 1952.

La última colección digna de mención, probablemente la más amplia de la República, es la del Banco Wiese, a su vez originaria de Guillermo Wiese de Osma, expuesta temporalmente en 1979. Esta colección se compone de más de 11.000 piezas de las épocas virreinal y republicana y se formó con el asesoramiento de Antonio Schiaffino. Las monedas de oro se exponen en el bellísimo Museo Pedro de Osma, abierto al público en 1988 en Barranco, Lima, que cuenta con una pinacoteca de las escuelas limeña y cuzqueña y con una colección de platería.

b) Museos

Por decreto supremo de 30 de mayo de 1862 se dispuso el establecimiento de un museo numismático en la Casa de la Moneda en una instrucción recordada por otra disposición dictada en 1887. Al menos desde 1899 el museo se halla en funcionamiento y así lo hace una guía denominada Oficinas y Museo publicada en ese año por la Casa Nacional de Moneda que sirve de primera descripción de su contenido.

Con anterioridad, en 1822 se había constituido el Museo Nacional, en la actualidad denominado Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. La institución contaba con un monetrario que Emilio Gutiérrez de Quintanilla publicó con el título Catálogo de las secciones Colonia i República i de la galería de pinturas del Museo de Historia Nacional. Primera Parte, Lima, 1916.

c) Creación científica en el s. XIX

Son muy poco numerosas las monografías de interés numismático durante el s. XIX y las existentes tienen mayor relación con la circulación monetaria en el tiempo en el que el monetario nacional se encuentra en fase de implantación. El más antiguo es del ingeniero de origen polaco Ernesto Malinowski (1818-1899), que proyecto la línea de ferrocarril más elevada de su tiempo.

  • Ernesto Malinowski, La moneda en el Perú, Lima, 1859
  • Manifestación de los documentos que apoyan la dirección de la Casa de Moneda, Lima, 1828
  • Opúsculo sobre la moneda boliviana que circula en el Perú y cuestiones incidentales que se enlazan con ésta, 1860
  • Estudios sobre la moneda feble boliviana, Lima, 1862
  • VV., Exposición sobre la indemnización de la Moneda Feble al Congreso de 1862, Lima, 1863
  • Ureta, La moneda de Plata y el billete fiscal. 2º parte, Lima, 1884

d) Producción numismática entre 1900 y 1978

Dentro de los primeros años del s. XX puede mencionarse un conjunto de monografías propiamente numismáticas:

  • Alejandro Garland, La moneda en el Perú en época del coloniaje, Lima, 1903
  • Alejandro Garland, Sistema Monetario del Perú, Lima, 1908
  • Legislación Monetaria. Perú. Casa Nacional de Moneda. Lima, 1919

Los años centrales del s. XX están protagonizados por el empresario alemán afincado en la República del Perú Ernesto Alejandro Sellschopp, uno de los fundadores de la Sociedad Numismática Peruana en 1951.

  • Las acuñaciones de la ceca de Lima, Lima, 1964.
  • Las acuñaciones de las cecas de Lima, La Plata y Potosí 1568-1651, Barcelona, 1968, con ediciones en 1971 y 1992, esta última en San Juan.

La primera de estas obras vino acompañada por el trabajo de Sebastián Salazar Bondy Lima, su moneda y su ceca publicada en Lima el mismo año.

Para finalizar, mencionar a Wadi Saba Sumar y su Ensayo de un catalogo de las monedas peruanas. Acuñadas en cobre y plata de 1822-1856 editado en 1971 y a Manuel Moreyra Paz Soldán y su obra La moneda colonial en el Perú de 1980.

Baloncesto 1


Uruguay76
Aprovechando la celebración de la Copa del Rey de Baloncesto, recordar que existen numerosos trofeos de toda clase en un buen número de lugares. En particular, entre Uruguay y Argentina encontramos medallas interesantes que dibujan escenas del juego con un marcado estilo art decó entre 1940 y 1990, bellas en algunos casos a pesar de fabricarse en metales nada nobles. Es el caso de Uruguay, iniciado por Tamaro en los años 1950, como la siguiente, y las anteriores, anónimas de 1976 (la última) y 1982 (la segunda). Hoy juega el Obradoiro.

Tammaro 1956

Uruguay82

Tribunal de las aguas de la Vega de Valencia

medallas

El artículo 19.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial otorga al Tribunal de las Aguas el carácter de tribunal consuetudinario al que se refiere el art. 125 de la Constitución Española y el 36 del Estatuto de la Comunidad Autónoma. Esta medalla de 1976 se refiere a esta institución especial dentro del ordenamiento jurídico español.

Ingeniería del agua

La conducción de aguas a las ciudades supuso una importantísima mejora en la sanidad pública durante los siglos XVIII y XIX tanto en España como en América. Algunos ayuntamientos erigen fuentes de diversos estudios permitiendo que los vecinos accedan a aguas potables que conducir a sus casas y con el tiempo extenderán el acceso y la evacuación de aguas a y desde los domicilios.

De esta actividad constructiva se hacen eco algunas medallas a ambos lados del Atlántico.

 

553504.m

La anterior medalla de Jacome Trezzo a finales del s. XVII se refiere a Juanelo Turriano, quien creó un ingenio que subía las aguas del Tajo a Toledo.

1 2

La anterior medalla de 1874 publicada por Morales Solchaga recoge la conducción de aguas a Pamplona. Además, en España tenemos las realizadas en relación con Madrid (1858) y Jerez (1862 y 1869).

765165.m

En América pueden citarse las preciosas medallas de La Habana (1858), Jujuy (1904) Santiago del Estero (1910, 1911), Buenos Aires (1868, 1905, 1914) y San Pedro (1914). En Filipinas, Manila (1878).

 

Museo Numismático del Banco de la República de Chile

El Museo Numismático de Santiago de Chile se encuentra en el modernista edificio del Banco Central, dentro de la cámara acorazada y su imponente puerta. Excelente disposición expositiva, atractiva iluminación, muy didáctico. Cuenta con una publicación excelente tanto en su formato como en su contenido de la colección, realizada por Juan Manuel Martínez, una obra muy recomendable.

No lejos se encuentra el Museo Histórico Nacional, cuya colección numismática permite completar la información sobre las acusaciones en Chile.