pesas

Museo de las Ferias de Medina del Campo

20170507_122533.jpg

El Museo de las Ferias de Medina del Campo conserva una importante colección de pesas monetarias, pesas apiladas y cajas de pesas monetarias realizadas entre los siglos XVI a XVIII en distintos lugares y frecuentemente con marcas de marcador españolas, muy interesante, además de tetones alemanes de cuenta o cajas de caudales. De estas colecciones se han hecho ediciones muy bien ilustradas.

Arte y moneda: San Eloy, de Pere Nuñes

Sin título.png

El Gremio de Plateros barceloneses encargó entre 1526 y 1529 al maestro Pere Nuñes un retablo dedicado a San Eloy para su colocación en la iglesia de la Mercè y que en la actualidad se halla en el Museo Nacional d’Art de Catalunya. En uno de sus cuadros podemos ver una escena de interés numismático, en la que se aprecia una pila de pesas de gran tamaño, como las fabricadas en Nuremberg y de uso frecuente en toda Europa en ese período.

Mariana – Tratado y discurso de la moneda de vellón

El jesuita Juan de Mariana (1536-1624) escribió posiblemente en 1605 esta obra de raíz política y económica publicada más tarde de la redacción del manuscrito, conservado en la BNE (Ms 2187). El autor de la Historia General de España, publicada en Toledo en 1592, estudiante de Alcalá de Henares y discípulo de  Arias Montano, publicó otras dos obras de interés, una relativa a los pesos y medidas.

La otra obra de interés es un estudio económico recientemente divulgado en inglés sobre las alteraciones monetarias. Se publicó en Colonia en 1609.

EL USO Y LA FABRICACIÓN DE PESAS MONETALES EN CASTILLA ANTES DE 1488

Por Antonio Roma y José Luis Braña Pastor, publicado en Gaceta Numismática 187, junio de 2014.  A través de este vínculo.

La primera normativa sobre fabricación de las pesas monetales, comúnmente denominadas en la actualidad ponderales monetarios, en la corona castellana se produce a través de la Pragmática de Valencia de 12 de abril de 1488 complementada por la otorgada en Valladolid el 13 de octubre del mismo año. En la primera se define la uniformidad de las pesas, el monopolio real en la fabricación, las reglas para garantizar su distribución y las sanciones por su incumplimiento. En la segunda, se da forma a algunas pesas, de manera específica la de dobla de la banda, se explica el uso de las mismas y se establece que el fabricante de las primeras sea el platero Pedro de Vegil, primer marcador mayor del reino. El artículo estudia las pesas fabricadas y empleadas en Castilla con anterioridad a estas fechas.

Balanzas españolas

cajasLos comerciantes tanto castellanos como aragoneses empleaban cajas con balanzas y pesas para monedas, hoy comúnmente llamadas ponderales monetarios, ya a finales de la Edad Media. Los catalanes con los más documentados y los conocemos desde finales del siglo XIV. En Castilla se emplean desde mediados del siglo XV y su primera reglamentación es de 1488, precisamente en Valencia. Sobre todo a partir de 1731 se fabrican pesas y se marcan en toda España, si bien puede constatarse la existencia de pesas fabricadas en el extranjero conforme al patrón oficial que se importan y marcan en España. Cada pesa debía contar con tres marcas: las de peso, las del marcador que indicaba la fidelidad del peso conforme a la norma y las del lugar en que ejercía su función. Un conjunto de pesas se agrupaban en cajas, en ocasiones sencillas, bajadas o rectangulares, en cuya tapa, en su parte interior, se pegaba con goma un papel que daba una explicación de cómo pesar las monedas. Algunas cajas eran más complejas y se tallaba su interior para que encajaran con precisión las pesas. Los siglos XVIII y XIX, las ciudades de Madrid, Valencia y sobre todas Barcelona constituyen las principales referencias temporales y espaciales.