museos

Viaje numismático a Méjico

La ciudad de Méjico cuenta con un museo numismático en la antigua casa de moneda, aunque no la original, en la que trabajó Gerónimo Antonio Gil. En la Academia de San Carlos se conservan cuños preparados por este gran grabador. Precisamente, la Academia se encuentra aledaña a la calle de la Moneda, que parte de la plaza del Zócalo de la ciudad y donde se ubicó la primera establecida en la ciudad.

Viaje numismático a Bogotá

En la sede de la casa de moneda de Santa Fé del Nuevo Reino se encuentra en la actualidad el Museo Numismático del Banco Nacional de Colombia. El edificio se encuentra perfectamente restaurado y su contenido ofrece excelentes ejemplos de maquinaria y otro instrumental para fabricar moneda desde el s. XVII hasta la actualidad, además de su interesante colección numismática.

Viaje numismático a León

León es una ciudad extraordinaria que cuenta con un excelente Museo Provincial en el que se conservan varios tesorillos numismáticos, uno de ellos el anterior, de tiempos de Fernando IV. Asimismo, tiene una buena sala numismática, muy didáctica, en la que expone un gabinete numismático presidido por un retrato de Diego Covarrubias.

Además del Museo, puede visitarse la Colegiata de San Isidoro.

Museo de las Ferias de Medina del Campo

20170507_122533.jpg

El Museo de las Ferias de Medina del Campo conserva una importante colección de pesas monetarias, pesas apiladas y cajas de pesas monetarias realizadas entre los siglos XVI a XVIII en distintos lugares y frecuentemente con marcas de marcador españolas, muy interesante, además de tetones alemanes de cuenta o cajas de caudales. De estas colecciones se han hecho ediciones muy bien ilustradas.

Tesorillo de la calle Obispo Grau, Astorga

Sin título.png

Su hallazgo se produjo en unas obras urbanas en Astorga realizadas en 1992, y de ellas se trasladó al Museo de León, donde se conserva. Las 1270 piezas que lo componen se distribuyen así: 9 dineros seisenes de Alfonso X con leyenda MONETA CASTELLE ET LEGIONIS; 50 cornados de Sancho IV, de distintas cecas; 648 dineros de Fernando IV; y 970 cornados y dineros de Alfonso XI. Vista su composición, su ocultamiento es posterior a 1334 (fecha de inicio de acuñación de la última acuñación), y próximo a la coronación de Pedro I, hacia 1345.

Museu Frederic Marès, Barcelona

Sin título2.png

Uno de los museos dedicados al coleccionismo más importantes es dedicado al escultor barcelonés Frederic Marès. Su contenido es variadísmo y algunas de sus colecciones contienen valiosos ejemplares que rozan aspectos a los que se han dedicado entradas de este blog, como plaquetas devociones del Renacimiento, trabajo de esmalte medieval de Limoges o pesas para pesar monedas. A todos ellos se pueden añadir medallas, pinjantes, candelabros, altares portátiles, incensarios y cruces de bronce medievales.

Dentro del apartado dedicado a la escultura, destacar algunas figuras medievales como la que representa un avaro del s. XII realizado por el maestro Martín en San Miguel de Tubilla del Agua en Burgos del que pende una cadena, posiblemente con monedas.

20170315_124322

 

El Museo Lázaro Galdiano

prieto.png

El Museo Lázaro Galdiano, ubicado en la calle Serrano de Madrid, ofrece una importante colección de moneda y medallas. Entre las medallas destacan un enorme medallón de Tomás Francisco Prieto y varias de Pisanello, entre otras del Renacimiento. Asimismo, encontramos matrices de sellos, grandes doblas de cabeza castellanas, centenas o cincuentines de Felipe III.

La exposición se dispone en paneles que permiten apreciar el anverso y reverso de las piezas, así como en cajones donde se encuentran parte de las monedas, medallas, plaquetas devocionales o matrices de sellos.

 

Viaje numismático a Treveris. Contando áureos

20150426_105243

La ciudad alemana de Trier se enclava sobre la ciudad romana de Tréveris. De aquel período quedan unos monumentos perfectamente musealizados, entre ellos, el anfiteatro, que cerraba una muralla exterior y que fue utilizado hasta el s. V.

Además, quedan lienzos distintos de la muralla y varias termas, entre ellas las imperiales. Por su monumentalidad, la Porta Nigra es el emblema de este período en la ciudad.

Pero la ciudad es mucho más. Constantino edificó una basílica y un palacio, sobre el que se construyó la actual catedral con su correspondiente variedad de estilos con inicio en el románico, además de la iglesia de Nuestra Señora, que da comienzo al gótico. Ambos monumentos conservan elementos arquitectónicos romanos. En el museo catedralicio, que han dado en denominar Museum am Dom, pueden contemplarse unas pinturas murales del período imperial y en otro museo, la cámara del tesoro de la biblioteca municipal, un importante conjunto de códices que arrancan en el siglo VII, algunos de ellos con gliptica de este período romano. Anexo a la basílica se encuentran el Palacio Electoral y sus jardines rococó y en el centro de la plaza donde cruzan Cardus y Decamanus, puede disfrutarse de la arquitectura de los ss. XVIII y XIX mientras se toma un café por el nada módico precio de 4,5 euros.

 Junto a las Termas Imperiales y al Palacio Electoral se halla el Rheinisches Landesmuseum, imprescindible para los numismáticos por muchas razones. Su sección numismática es impresionante dentro de su pequeño espacio, mostrando en el centro un auténtico tesoro de áureos romanos y en las vitrinas laterales excelentes ejemplos de numerario y otros objetos, entre ellos cuños para fabricar moneda o moldes para falsificarla. Las monedas romanas son las más representadas, si bien a las mismas se añade un interesante muestrario de moneda medieval y otras más modernas.

Uno de los elementos más singulares formaba parte de la espina del circo y muestra en su parte superior unos hombres transportando toneles de vino en un barco y en las inferiores personas contando sacos de dinero y anotando las cantidades.