acontecimientos navales

El comercio marítimo en el Mediterráneo

2754876l.jpg

El comercio marítimo desarrollado en tiempos de la Grecia clásica se manifiesta a través de una infinidad de monedas. Pocas sin embargo son tan bellas como el precedente tetradracma de Antígono II o Antígono III de Macedonia realizado durante el s. III a. C. acaso en Anphipolis, con representación de Poseidón en el anverso y de Apolo en la proa de una nave en el reverso. O el siguiente tetradracma macedonio de Demetrios Poliorketes en el final del s. III a. C. con representación de Niké sobre una proa haciendo sonar su salpinx en una cara y a Poseidón en la otra esgrimiendo su característico tridente. Ambas enajenadas por Kricheldorf a comienzos de 2017.

2754874l.jpg

Expedición contra los piratas malayos de Joló, 1876

 

423358.jpg

Durante la presencia española en Filipinas, particularmente a lo largo del s. XIX, el comercio estuvo seriamente condonado por la presencia de piratas en el archipiélago Joló, gobernado por un sultanato musulmán. Entre 1843 y 1848, la Armada tuvo que atacar la isla de Balanguingui, destruyendo 150 navíos, atacando y tomando fortalezas y liberando 550 personas secuestradas.El relato del ataque   realizado desde vapores fue realizado por el Teniente Coronel de Infantería del Ejercito Pio A de Pazos y Vela-Hidalgo.

Jolo y Mindanao, pesadilla constante.jpg

SuluBlog3.jpg

En 1876 el general Malcampo y Monje, acompañado del cronista Baltasar Giraudier, que realizó unos bocetos, realizó una expedición exitosa, que sería seguida de otras varias hasta 1896. Por otra parte, el escritor José Montero Vidal escribió ese mismo año un cuento titulado La Sultana de Joló.

jolog.jpg

Combates navales en El Callao en el s. XIX

El Puerto de El Callao se encuentra en las proximidades de Lima y protagonizó varios de los últimos episodios de la presencia de tropas realistas en Perú hasta su definitiva incorporación a la República del Perú en 1826. Entretanto, la presencia de tropas realistas determinó varios ataques a las mismas que tuvo su reflejo en varias medallas, como la siguiente, frente al ataque de la flota chilena en 1819 y firmada por Dávalos.2708293.jpg

También fue objeto de ataques por parte de golpistas partidarios del general Bermúdez frente a Orbegoso, una vez consolidada la República en 1834.2708300.jpg

Y otras medallas de 1836 conmemoran el décimo aniversario de la toma de la fortaleza del puerto por parte de las tropas republicanas a las realistas.

423782.jpg

553673.jpg

Precisamente estas medallas nos dan una muestra del aspecto de una de las defensas del puerto en los primeros momentos de la recién nacida República del Perú.

218882.jpg

Con todo y con ello, el muelle y dique quedó reformado en 1862, como señala la medalla precedente, de manera que nos situamos en 1866, el episodio más llamativo, mantenido entre la flota española y las fuerzas de distintas repúblicas iberoamericanas en el indicado puerto en el marco de la Guerra hispano-sudamericana o Primera guerra del Pacífico. La siguiente medalla de Wiener se refiere precisamente a la Alianza Americana formada inicialmente por Chile y Perú, a las que se añadirían más tarde Ecuador y Bolivia.

3438808.jpg

2682384.jpg

3332773.jpg

La inmediatamente anterior es una medalla de distinción firmada por Gregorio Sellán y la que figura en segundo lugar, de 1898 recuerda los episodios de Trafalgar y El Callao por la Armada Española. El 2 de mayo de 1866 la Flota del Pacífico española encabezada por el acorazado Numancia, el primer buque de esta clase con bandera española, sostuvo un combate en el Puerto del Callao, con el grito de “mas vale honra sin buques que buques sin honra” pronunciado por su almirante Casto Méndez Núñez. Con unos antecedentes poco comprensibles el resultado ha sido discutido. Desde el punto de vista militar, tanto España como Perú se atribuyen la victoria. El hecho es que la escuadra española sufrió daños y las defensas del puerto un importante castigo. Sin embargo, desde un punto de vista más amplio, ambos bandos perdieron en capacidad de entenderse en una acción estéril para ambos y a la conclusión de la contienda todos los contendientes se encontraban en una crisis económica.

La medalla siguiente responde a la inauguración en 1892 del monumento al almirante español con escultura en bronce de Agustín Querol en Vigo, actualmente en la Plaza de Compostela de Vigo, su cuidad natal.

Sin título.png

La próxima conmemora el fallecimiento del almirante y está firmada por J. Esteban Lozano.

1788267.jpg

Con posterioridad al combate, el puerto se reconstruyó y se le dotó de ferrocarril. En la primera se muestra la dársena y el malecón 1870.

981453.jpg

La segunda, del mismo año y firmada por Bryant, informa de la construcción de ferrocarril, precisamente con intervención de Malinowski, coleccionista e historiador de la numismática peruana.

3094379.jpg

Un barco romano en Tortosa

2716352.m.jpg

El as de Tiberio acuñado en Dertosa Ilercavonia (en la actual Torotosa, en la desembocadura del Ebro) refleja un barco apto para transportar mercancías de los diferentes que se encuentran en las costs españolas y muy bien explicados en el Museo Arqua de Cartagena. Sus leyendas son TI.CAESAR AVG. F. AVGVSTVS y DERT M. H. I. ILERGAVO(NIA). Su peso, 7,9 g. El atractivo de la pieza es la descriptiva imagen de un barco en el s. I d. C. con el velamen extendido.

Arquitectura en numismática. Un faro romano en la Edad MEdia

Sin título1.pngLa llamada Torre de Hércules es un faro edificado en la antigüedad romana que ha venido caracterizando la ciudad coruñesa desde entonces. Perfectamente conservado cuando la ciudad resurge a comienzo del s. XIII, se restaura en el s. XVIII atendiendo a criterios modernos.

En la ciudad Alfonso IX fabrica moneda en torno a 1220 y Alfonso X establece una casa de moneda en la ciudad en 1263, emitiendo hasta el s. XVI con algunos altibajos. Conocemos datos de su ubicación desde el s. XV, no lejana del faro, y de algunos de sus monederos desde el s. XIV, incluidos los privilegios que contaban. En la ciudad fabrica moneda también Fernando I de Portugal cuando en 1370 ocupa la ciudad reclamando sus derechos dinámicos como yerno del derrotado Pedro I y hasta 1373, cuando se retira a su reino.

Precisamente en este período, Fernando I fabrica un valor menor como es el medio tornas (Roma 271) y emplea el elemento más irónico de la ciudad, una rareza dentro de la numismática medieval hispana del interesante período medieval.

Neptuno

1896173.m.jpg

Admito que siendo más devoto de Cibeles Neptuno no es mi deidad preferida. No obstante, hoy se dedica una entrada a un Neptuno que se encuentra superando un tridente más bien pequeño, casi un tenedor. Se trata de un quinario de Catania fabricado en torno al año 40 d. Sus leyendas son C. MAG PIVS IMP ITER y PRAEF CLAS ET ORAE MARIT EX S C (Crawford 511/2a; RSC 1a; Sydenham 1347; Sear 333).

Batalla naval de 1626

2012844.m.jpg

En el marco de la Guerra de los Treinta Años y de la Guerra de los Ochenta Años en Flandes, poco después de la Rendición de Breda en 1625 que dio ocasión a Las Lanzas de Diego de Velázquez (1634) y a la coetánea El sitio de Breda de Calderón de la Barca, se produce un grupo de victorias de las tropas al servicio del Rey de España. En el jetón realizado en Utrech en 1626 se ve dos bandos contendientes sobre el escudo de los Estados de Utrech en una cara y la leyenda VSQVEQVOs: HOSTES- IMMINENT. VNDIQVE. En el reverso, la flota formada por corsarios de Dunkerke y españoles luchando con la bandera de San Andrés cerca y derrota a la flota holandesa, con la leyenda CONFORTAMINI. DEO. CONFIDENTES.

Ingeniería del agua

La conducción de aguas a las ciudades supuso una importantísima mejora en la sanidad pública durante los siglos XVIII y XIX tanto en España como en América. Algunos ayuntamientos erigen fuentes de diversos estudios permitiendo que los vecinos accedan a aguas potables que conducir a sus casas y con el tiempo extenderán el acceso y la evacuación de aguas a y desde los domicilios.

De esta actividad constructiva se hacen eco algunas medallas a ambos lados del Atlántico.

 

553504.m

La anterior medalla de Jacome Trezzo a finales del s. XVII se refiere a Juanelo Turriano, quien creó un ingenio que subía las aguas del Tajo a Toledo.

1 2

La anterior medalla de 1874 publicada por Morales Solchaga recoge la conducción de aguas a Pamplona. Además, en España tenemos las realizadas en relación con Madrid (1858) y Jerez (1862 y 1869).

765165.m

En América pueden citarse las preciosas medallas de La Habana (1858), Jujuy (1904) Santiago del Estero (1910, 1911), Buenos Aires (1868, 1905, 1914) y San Pedro (1914). En Filipinas, Manila (1878).

 

Museo naval

20140827_131052

Uno de los museos más interesantes en Madrid no es precisamente el más conocido. El Museo Naval se halla situado en el Paseo del Prado, en el entorno del polígono formado por las grandes pinacotecas madrileñas: Prado, Reina Sofía, Thyssen y Real Academia de San Fernando, Lázaro Galliano aparte. Conserva la mejor colección de modelos náuticos del s. XVIII del mundo, realizados al mismo tiempo que las naves que se construían en los astilleros para corregir en uno los errores detectados en otro. Asimismo, se encuentra el mapa de Juan de la Cosa, el primero del Atlántico y el continente americano, los documentos del concurso para la creación por Carlos III de la bandera nacional, los grabados de la Expedición Malaspina y mucho más.

Sin títuloPero además contiene piezas de valor numismático, sellos de cera de municipios con motivos navales, las medallas inglesas con la mentira de Vernon de Cartagena de Indias o las monedas y otros objetos del San Diego, naufragado en 1600 por consecuencia de un ataque holandés en Cavite, en la actual Filipinas.

Sin título copia