Mes: diciembre 2016

La Rúa da Moeda Vella de Santiago

img_3542

La importancia del proceso de fabricación de moneda dejo su impronta en las ciudades medievales a través de la designación Moneda en el callejero, lo que encontramos desde principios del s. XIII a lo largo de toda Europa.

En el caso del reino leonés, en Leon la referencia a la calle Puerta Moneda arrancan en 1199, en Salamanca hay una calle de la Moneda entre 1226 y 1250 y en Santiago, la actual Rúa da Moeda Vella se menciona desde la documentación de 1189. La razón de esta aparición es el progresivo asentamiento de las acuñaciones de manera permanente en estas ciudades del reino, en la medida en que las anteriores emisores monetarias se realizaban por monederos itinerantes en talleres transitorios. Para saber más, leer este artículo

El tesoro de San Lorenzo de Carboeiro

IMG_3529.JPG

El monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, situado en el término municipal de Silleda en Pontevedra, no lejos de Santiago, cuenta con un pequeño cementerio entre cuyas tumbas había una especial, en la que el anónimo fallecido fue enterrado por los monjes de una manera precipitada y con sus efectos personales, dando a entender que era un visitante o un transeúnte que dio allí con el fin de sus días. Los honrados monjes le dieron sepultura con todos sus efectos personales, incluyendo una bolsa de cuero que el fallecido parecía mostrar a sus futuros descubridores, conteniendo un florín de oro de Pedro IV de Aragón en unión de un conjunto de blancas y cornados de Enrique III y unas pocas blancas de Juan II, que nos sitúan la fecha de enterramiento en torno a 1410.

El conjunto, con algún añadido, se muestra parcialmente en el Museo das Peregrinacións e da Cidade de Santiago, al que se ha dedicado otra entrada mostrando las singularidades numismáticas medievales que expone.

Carlos III y Filipinas

3211389.jpg

Gerónimo Antonio Gil y su hijo Gabriel confeccionaron en Méjico un conjunto de medallas destinadas a conmemorar los beneficios que la Ilustración, personificada en el monarca que siempre en el anverso, desarrollaba en las Islas Filipinas, en 1785. Referencias al comercio marítimo, agricultura ordenada, trabajo y mérito son los elementos recompensados.

3211391.jpg

Sin título.png

565304.jpg