Constitución Española

Medalla15031812

En 1812 España decidió constituirse en un estado moderno, como debe ser, olvidando los privilegios y las malas costumbres que aun algunos siguen añorando hoy en día. Un estado que reconoce la libertad y los valores de la democracia cuyas reglas del juego son y deben ser intocables, el voto directo, la voluntad popular y el respeto a las mayorías, la debida observación de las reglas del juego, la justicia, la igualdad de todos, la solidaridad y la seguridad jurídica.

Tras sufrir la muertes del 2 de mayo de 1808, los sitios de Zaragoza y Girona, las batallas de Bailén, Ciudad Rodrigo o Los Arapiles, se crearon unas reglas que con vaivenes indeseables se han impuesto gracias sobre todo al dominio de la razón. La medalla de Félix Sagau precisamente ubica la luz de la razón como el elemento que ilumina el espacio central, reservado a la letra de la constitución emanada por la voluntad de los elegidos por los españoles en las Cortes como garantía y soporte de todos. Ese 19 de marzo de 1812 y no antes comienza la historia de la España moderna, con precedentes tan oscuros como anclados en raíces ajenas por completo a los valores de la democracia y el imperio de la ley y que son dignos de estudio riguroso, serio y sin falsificaciones pero no de rememoración.

Las reglas constitucionales son la garantía de todos y no se merecen ni su omisión ni su defraudación.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s