Historia del coleccionista numismático español I. Los eruditos del Renacimiento

Sin título

Comienza una serie dedicada al fenómeno del coleccionismo numismático en España, desde el s. XVI hasta la actualidad. No obstante destacar que el primer coleccionista conocido es Alfonso el Magnánimo, rey de Aragón, que portaba un arca de marfil en la que conservaba sus monedas. Pero el principal fenómeno coleccionista del s. XVI se encuentra en los eruditos.

Estamos ante un momento en el que algunos personajes de importancia adquieren antigüedades que estudian y conservan. Son los casos de Juan Andrés Strany (-1531), Fadrique Enríquez (1476-1539), Felipe de Guevara (1500-1560), Diego Hurtado de Mendoza (1503-1575), Pedro Ponce de León (1508-1584), Diego de Covarrubias (1512-1577), Jerónimo Zurita (1512-1580), Ambrosio de Morales (1513-1591), Alvar Gómez de Castro (1515-1580), Antonio Agustín (1516-1586), Juan Fernández Franco (h. 1520-1601), Martín de Gurrea y Aragón, Marqués de Villahermosa (1526-1581), Pedro Chacón (1526-1581), Benito Arias Montano (1527-1598), Rodrigo Caro (1573-1647), Galcerán de Pinós, Marqués de Guimerá (1584-1638), Antonio de León Pinelo (1595-1660), Vincencio Juan de Lastanosa (1607-1681) y Martín Jimena Jurado (1615-1664).

Muchos tuvieron contactos personales y epistolares entre sí, además de diversos factores en común:

  • Jerónimo Zurita, Antonio Agustín, Martín de Gurrea y Aragón, así como Juan de Lastanosa eran aragoneses.
  • Zurita, Morales, Fernández Franco, Gómez de Castro o Arias Montano estudiaron en la universidad de Alcalá de Henares, donde Morales fue maestro de varios de ellos.
  • Juristas fueron Fernández Franco, Antonio Agustín, Covarrubias y Chacón,
  • En Italia estuvieron Chacón, Martín de Gurrea y Aragón, Covarrubias, Arias Montano, Agustín y Hurtado de Mendoza.
  • En las relaciones de Antonio Agustín figuran Covarrubias, Gurrea y Aragón, Gómez de Castro y Morales, en las de Lastanosa aparecen Galcerán y Martín Gurrea y Aragón.

Con seguridad dispusieron de escritorios monetarios, aunque ninguno nos ha llegado, además de bibliotecas con obras numismáticas, manuscritos y correspondencia. Sus intereses se centraron en la moneda antigua, tanto la romana, como la hispánica. Varios de ellos escribieron manuscritos o publicaron libros de numismática. Por lo tanto, una élite de pensadores y polígrafos disponía de una colección de monedas.

La medalla del inicio retrata precisamente a Martín de Gurrea y Aragón, duque de Villahermosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s