Mes: septiembre 2015

Grandes artistas también medallistas. Grandes grabadores, también pintores. Índice

Un balance de quienes son pintores o escultores y dedican un espacio a la medalla y para quienes dedicados a la medalla se ocupan también del dibujo, el grabado y la pintura.

Pisanello (1395-1455)

449635

 

Alberto Durero (1471-1528)

 

1018453

Leone Leoni (1509-1590)

duque-parma5

 

Benvenuto Cellini (1500-1570)

353401

 

Jacome da Trezzo (1515-1589)

530460

 

Tomás Francisco Prieto (1716-1782)

5

 

Jerónimo Antonio Gil (1732-1798)

medalla gil

 

Pedro de Garci Aguirre (-1809)

1651557.m

Luis Paret (1746-1799)

Sin título

 

Vicente López (1772-1850)

Sin título

 

Joan Miró (1893-1983)

Unknown

Josep María Subirach (1927-2014)

Sin título 2

 

Historia del coleccionista numismático español I. Los eruditos del Renacimiento

Sin título

Comienza una serie dedicada al fenómeno del coleccionismo numismático en España, desde el s. XVI hasta la actualidad. No obstante destacar que el primer coleccionista conocido es Alfonso el Magnánimo, rey de Aragón, que portaba un arca de marfil en la que conservaba sus monedas. Pero el principal fenómeno coleccionista del s. XVI se encuentra en los eruditos.

Estamos ante un momento en el que algunos personajes de importancia adquieren antigüedades que estudian y conservan. Son los casos de Juan Andrés Strany (-1531), Fadrique Enríquez (1476-1539), Felipe de Guevara (1500-1560), Diego Hurtado de Mendoza (1503-1575), Pedro Ponce de León (1508-1584), Diego de Covarrubias (1512-1577), Jerónimo Zurita (1512-1580), Ambrosio de Morales (1513-1591), Alvar Gómez de Castro (1515-1580), Antonio Agustín (1516-1586), Juan Fernández Franco (h. 1520-1601), Martín de Gurrea y Aragón, Marqués de Villahermosa (1526-1581), Pedro Chacón (1526-1581), Benito Arias Montano (1527-1598), Rodrigo Caro (1573-1647), Galcerán de Pinós, Marqués de Guimerá (1584-1638), Antonio de León Pinelo (1595-1660), Vincencio Juan de Lastanosa (1607-1681) y Martín Jimena Jurado (1615-1664).

Muchos tuvieron contactos personales y epistolares entre sí, además de diversos factores en común:

  • Jerónimo Zurita, Antonio Agustín, Martín de Gurrea y Aragón, así como Juan de Lastanosa eran aragoneses.
  • Zurita, Morales, Fernández Franco, Gómez de Castro o Arias Montano estudiaron en la universidad de Alcalá de Henares, donde Morales fue maestro de varios de ellos.
  • Juristas fueron Fernández Franco, Antonio Agustín, Covarrubias y Chacón,
  • En Italia estuvieron Chacón, Martín de Gurrea y Aragón, Covarrubias, Arias Montano, Agustín y Hurtado de Mendoza.
  • En las relaciones de Antonio Agustín figuran Covarrubias, Gurrea y Aragón, Gómez de Castro y Morales, en las de Lastanosa aparecen Galcerán y Martín Gurrea y Aragón.

Con seguridad dispusieron de escritorios monetarios, aunque ninguno nos ha llegado, además de bibliotecas con obras numismáticas, manuscritos y correspondencia. Sus intereses se centraron en la moneda antigua, tanto la romana, como la hispánica. Varios de ellos escribieron manuscritos o publicaron libros de numismática. Por lo tanto, una élite de pensadores y polígrafos disponía de una colección de monedas.

La medalla del inicio retrata precisamente a Martín de Gurrea y Aragón, duque de Villahermosa.

Monetario de San Lorenzo del Escorial, 1724-1743

Sin título

La Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo del Escorial cuenta con un monetario que responde a los parámetros indicados del escritorio español, con la especialidad de contar con bandejas monetarias en lugar de cajones. El encargo de su fabricación se produce tras el nombramiento de Antonio de San José como bibliotecario en 1724 y con anterioridad a la llegada a España de Alexandre Panel en 1743. García de la Fuente, 1935, p. 471, o define así: “Este armario es una verdadera maravilla de Taracea. Está fabricado con maderas finísimas de ébano, caoba y limoncillo, con hermosas bisagras y cerraduras de forja. Sus dimensiones son: 0
1,47 X ,78 y 0,41 de fondo. Tiene dos puertas con sus correspondientes tiradores, y, al abrirlas, aparecen en el interior los 54 tableros distribuidos en tres series de 18 cada una. Cada tablero contiene otra tabla de cartón muy duro, barnizado de verde y guarnecido en sus bordes con tiras de cuero o papel rojo estampado en oro; las tablas tienen yo, 48 ó 35 agujeros, ordinariamente, donde se alojan las piezas. Remata el armario en una graciosa balaustradilla”.

Es el ejemplo más importante del escritorio monetario español, que sigue los parámetros del llamado “bargueño”, común en los monetarios españoles hasta finales del s. XIX.