Un juego de la oca de la primera mitad del s. XVII

1365889599_2d8423077e

Uno de los juegos más antiguos es el de la oca, cuyas reglas son bien conocidas. No es un juego de velocidad, habilidad, destreza o estrategia sino que los jugadores que comienzan deben alcanzar y el final del camino sorteando  gracias al azar las trampas y aprovechándose de la suerte de caer en las casillas adecuadas que nos llevan de oca a oca, ganando el primero en alcanzar la meta. El jugador sigue un camino con el único apoyo de los dados y cuando uno cree estar próximo al final puede regresar a una etapa anterior y ser vencido del afortunado del último momento.

Los tableros fueron cambiando con el tiempo y las casillas quedaron fijadas en las actuales 63 desde algo antes de 1652, cuando el mallorquín Guasp editó este tablero, cuyo final es un jardín del edén tras el que se esconden monedas de las coronas castellana y aragonesa.

images-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s