Acaparadores de moneda en el románico castellano

La avaricia es un pecado capital frecuentemente reflejado en las iglesias y en los beatos, principalmente en las décadas finales del siglo XII, cuando la moneda escasea. La representación consiste en un demonio llevando al infierno a un hombre que lleva colgada una bolsa con dinero, que excepcionalmente se muestran en la mano o en la boca. Las provincias de Burgos, Álava, Santander, Logroño, Segovia y Palencia son las que más escenas recogen, al igual que Navarra y las zonas aledañas del sur de Francia.

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s